X


Centro Medico Biomer

Edificio Marriott Av. Kennedy 5735
Las Condes, Santiago.

(56-2) 2426 5277

Clínica Meds La Dehesa

Av. José Alcalde Délano 10.581
Lo Barnechea, Santiago.

(56-2) 2499 6500
Ver más

Fono Asistente personal: Marlen Schanz
+569 9439 2051
marlenschanz@gmail.com
Lugares de atención

TENSADO VAGINAL LÁSER

La tecnología láser se ha incorporado progresivamente en diversas especialidades médicas a través de las últimas décadas. En la actualidad, existen innovadoras técnicas para su implementación en el área ginecológica.

Así surge el Tensado Vaginal Láser, un procedimiento médico no quirúrgico y no invasivo, que contrae las fibras colágenas del epitelio (mucosa vaginal), mediante el efecto de calor de la luz láser. De esta forma, se produce una disminución en el diámetro y longitud de la vagina, provocando un efecto tensor.

Este efecto es, justamente, el Rejuvenecimiento Vaginal Láser sin cirugía.

Hay que tener presente que el paso de los años hace que se pierda la concentración elástica y de colágeno de la piel, además de producir una reducción de las mucosas. Esto último tiene como resultado la relajación de los tejidos, por lo que es necesario realizar tratamientos cosméticos para optimizar esta condición.

Otro factor que produce esta falta de elasticidad es el parto, ya que el tránsito del bebé por el canal vaginal, dilata, estira y rompe muchas fibras, lo que provoca el aflojamiento.

Asimismo, el coito puede ser la causa de una vagina más relajada si existe demasiada frecuencia sexual, o bien si la pareja tiene un miembro grande, obligando a que la vagina aumente sus dimensiones.

Gracias a la efectividad y gran precisión del láser, se puede contrarrestar el envejecimiento natural y el deterioro que conlleva, así como las secuelas que deja el parto, tanto en apariencia como función de la piel en esa zona.

Con el láser se puede reducir el diámetro vaginal, dejando un resultado inmediato de estrechez, que maximiza el placer íntimo asociado a la fricción.

Este procedimiento es bastante sencillo y, por lo mismo, ambulatorio. No se producen molestias antes ni después del tratamiento, no corta tejido, y no requiere recuperación.

Se introduce un espéculo en posición ginecológica, y dentro de él va inserta la pieza del láser que refractará la luz en 360° mediante un cono de oro. Esto calentará la superficie de la vagina, y disparará en cada segmento de la longitud vaginal. Esta parte se repte varias veces, y se refuerza en el punto G. Luego, con la pieza que fragmenta el láser, se hacen disparos en el introito vaginal.

De esta manera, el procedimiento dura tan sólo entre 10 y 15 minutos, y no requiere anestesia.

Muchas son las mujeres que viven con este problema, pero son bastante más las que tienen el valor de enfrentarlo, buscando solución. La optimización tanto de la vulva como de vagina terminan por restablecer su autoestima, mejorando incluso la relación de pareja.

PROCEDIMIENTOS DESTACADOS

Tratamiento de la Atrofia Vaginal

FOTOS DE TRATAMIENTOS

GALERÍA DE FOTOS